Silencio

Llega a Estrenos DTL Silencio un drama histórico producido en Estados Unidos bajo la dirección del laureado Martin Scorsese, reconocido director galardonado con el Óscar como mejor director por The Departed. El film cuya trama se basa en la novela homónima escrita por Shūsaku Endō, contó con un excelente guión escrito por Jay Cocks y con música compuesta por Howard Shore.

El film que ya se encuentra en las mejores salas de cine, fue rodado con la participación de importantes actores como Liam Neeson, quien interpreta al sacerdote jesuita Cristóvão Ferreira, Andrew Garfield como el Padre Sebastião Rodrigues, Adam Driver en el papel del Padre Francisco Garrpe, Ciarán Hinds como el Padre Valignano, Shinya Tsukamoto como Mokichi y Tadanobu Asano el traductor.

Perdido en Japón

Cristóvão Ferreira en un sacerdote jesuita que fue enviado como misionero a Asia, su misión extender el evangelio a aquellas tierras, ya en Japón el Hermano Ferreira se convierte en el líder de los cristianos jesuitas que viven bajo la opresión del Shogunato Tokugawa, debido a que en aquella época ser cristiano en Japón era un crimen que se pagaba con la cárcel o incluso con la muerte.

Transcurre el año de 1640, no se tiene ninguna noticia cierta sobre la suerte de Ferreira, por ello dos sacerdotes el Padre Sebastião Rodrigues y el Padre Francisco Garrpe son enviados a una larga odisea para encontrar a su antiguo mentor, Cristóvão Ferreira, quien según ciertos rumores ha abandonado la fe de la iglesia, tras haber sido detenido y brutalmente torturado.

Perseguidos por su fe

Una vez llegan al Japón los dos sacerdotes vivirán en carne propia el martirio y la gran violencia con que los habitantes de aquellos lugares reciben a los cristianos, en aquella sociedad feudal ha sido prohibida la práctica del catolicismo, por lo que quienes forman parte de la religión cristiana deben vivir su fe en la más absoluta clandestinidad.

En la búsqueda de su mentor ambos sacerdotes verán con sus propios ojos la violenta persecución y las terribles torturas a las que son sometidos los japoneses que deciden abrazar la fe cristiana, ya que el régimen dictatorial impuesto en aquel país quiere impedir cualquier influencia occidental.