Los torrents estrenos, el modelo de negocios de la publicidad

Los torrents estrenos corresponden a todas aquellas películas y series televisivas que han sido lanzadas recientemente y que se distribuyen por internet usando el protocolo torrent, que es una alternativa económicamente viable frente a la renta de servidores de almacenamiento que en el largo plazo pueden ser costosos de pagar, sobre todo si se tiene un modelo de negocio con la distribución de películas y series de televisión. Al mencionar esto, es imposible no pensar en cómo es este modelo, pues pese a no conocer las leyes, sabemos que el intento de enriquecimiento usando material propietario está prohibido si el autor no lo ha aprobado.

torrents estrenos
torrents estrenos

Es lógico que los portales que distribuyen torrents estrenos no estén autorizados a hacer negocio con ello, pero el secreto en este sentido es que en la forma que muchas páginas web lo están haciendo, no se está infringiendo la ley. ¿Cómo es que puede existir un modelo de negocios de distribución de material propietario sin infringir la ley? Sencillo, se debe aclarar que el usuario no está pagando por ello, por lo que legalmente no hay intento de enriquecimiento a partir de ese material y no se estaría ‘perjudicando’ al dueño legal de la película o la serie de televisión.

El verdadero negocio está en la publicidad, y es algo muy alejado de la legalidad que rige al contenido que se distribuye directa o indirectamente en el portal. Las opciones de descarga de torrents estrenos están dentro de un conjunto de elementos que contienen publicidad, y que en el modelo de internet, se paga por visualizarse, por hacer que los usuarios hagan clic y en caso más complejos, que se promueva alguna venta o descarga mediante ello. Si combinamos esto, con el uso de la red descentralizada de torrent, se obtiene un excelente modelo de negocios.

Este es el secreto por el cual las páginas que distribuyen material por medio de la red de usuarios torrent ha sobrevivido a las implicaciones legales salvo ciertas excepciones como las de thepiratebay.com, en cuya implicación legal ni siquiera hubo cargos por enriquecimiento mediante uso no autorizado de propiedad intelectual.